amores

Alicia, Alicia,  se llama Alicia, grito John y, me saco el profundo transe al que me sometio el ondulante andar de la cabellera rubia de Alicia. Esa fue la primera vez que alguien o algo logra abstraerme totalmente de la realidad y eso me inquieto un poco, no se si por lo placentero de sentirme ausente o por el dolor que causa la vuelta. De cualquier manera sabia que ya no podría vivir sin esa sensación y  también sabia que tendría un alto costo volver a tenerla.   Jack.